Absolucion por la destrucción de los discos duros con los papeles de Bárcenas

Anteayer conocimos la sentencia que absolvía el Partido Popular y tres de sus trabajadores de los delitos de daños informáticos y encubrimiento. En 2013, el Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales nos constituimos en una de las acusaciones populares en este caso, con el fin de denunciar prácticas fraudulentas por parte del gobierno –corrupción, sobresueldos- que terminan por minar la democracia y los derechos sociales.

En un contexto de corrupción generalizada en el seno del anterior partido de gobierno, la transcendencia de este caso es indiscutible. El Partido Popular borró a conciencia los discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas en su sede de Madrid -35 formateos y rayado posterior-, destruyendo así información sobre su Caja B, pruebas que podrían haber sido clave en el juicio por los famosos papeles de Bárcenas en el marco de la trama Gürtel. Sin embargo, una vez más la justicia mira para otro lado y se suma un caso más de impunidad de los mandatarios del Partido Popular y el propio partido en casos de corrupción.

Tras trabas, dilaciones y dificultades durante la instrucción del caso, finalmente se decidió abrir juicio oral, a pesar de la solicitud por parte de las defensas de aplicar la doctrina Botín, esto es, no continuar adelante solamente con las acusaciones populares como la del Observatorio DESC. En efecto, la acusación particular de Luis Bárcenas se retiró en 2016 y Fiscalía ha tenido un rol sumamente controvertido a lo largo de todo el proceso, abogando por la absolución de los investigados. No obstante, dada la envergadura de la información eliminada, desde las acusaciones populares afirmamos que había un claro interés general y que no afectaba solamente a Luis Bárcenas, propietario de los ordenadores. Finalmente se realizó el juicio, pero en sentencia se ha considerado aplicar la mencionada doctrina en lo que concierne a los daños informáticos, abstrayéndose de la relevancia de la información contenida en los discos duros, considerándose no probada.

En relación con el delito de encubrimiento, sobre el que no se puede aplicar la doctrina Botín, se absuelve a los tres acusados del PP en base al principio “in dubio pro reo”, descartando que quisieran eliminar los discos duros para ocultar información en la investigación del caso Gürtel. El juez considera que tampoco ha quedado probado que los ordenadores fueran de Luis Bárcenas o del PP y que el borrado efectivamente destruyera material valioso, dejando de lado que los hechos se remontan a los meses que salieron a la luz los papeles de Bárcenas y se estaban investigando.

Desde la acusación popular que sostenemos recurriremos la decisión, poniendo de relieve la importancia de haber colaborado en la investigación y juicio de uno de los mayores casos de corrupción del estado español.

Multimèdia

Agenda

No s'han trobat esdeveniments propers.