Resoluciones judiciales en favor de la cancelación de la deuda hipotecaria

La actual crisis económica, los abusos de las entidades financieras y una legislación injusta han provocado que miles de familias estén siendo desalojadas de sus casas por no poder hacer frente a la cuota hipotecaria. Estas familias no sólo pierden sus viviendas sino que además quedan endeudadas de por vida.

Efectivamente, junto al desalojo, la legislación vigente posibilita que las entidades financieras se adjudiquen las viviendas por el 60% del valor de tasación y continuen reclamando el resto de la deuda, más intereses y costas judiciales, através del embargo de los bienes presentes y futuros de las personas hipotecadas y de los avalistas.

Frente a esta situación empiezan a abrirse paso resoluciones judiciales que establecen que la adjudicación de la vivenda por el banco cancela la totalidad del crédito hipotecario. De esta forma, las familias pierden su casa pero al menos no tienen que cargar con una deuda de por vida.